Hemeroteca web | RSS  RSS     Xoves 21.11.2019 Actualizado 20:43
El Correo Gallego Radio Obradoiro CorreoTV Anova

Galicia Hoxe

Deportes

Cae el Atlético y Morata roza el milagro de marcar dos goles en el descuento

Lodi del Atlético, izq., pugnando con Weiser
Lodi del Atlético, izq., pugnando con Weiser

REDACCIÓN  | 07.11.2019 
A- A+

B. leverkusen 2
 
Atl. Madrid 1
 

Bayer Leverkusen: Hradecky; Weiser, Tah, Sven Bender, Wendell (Retsos, m. 81); Bellarabi, Aránguiz (Baumgartlinger, m. 64), Demirbay, Amiri; Havertz y Volland.

Atlético de Madrid: Oblak; Arias, Felipe, Hermoso, Lodi (Lemar, m. 52); Koke, Thomas, Saúl; Correa (Héctor Herrera, m. 70); Diego Costa (Vitolo, m. 60) y Morata.

Goles: 1-0, m. 41: Thomas, en propia puerta. 2-0, m. 55: Volland. 2-1, m. 93, Morata.

Árbitro: Damir Skomina (Eslovenia). Expulsó por roja directa a Amiri (m. 85). Amonestó a los locales Jan Oblak (m. 78) y Morata (m. 78) y a los visitante Weiser (m. 50), Tah (m. 78) y Bellarabi (m. 78).

Campo: Bay Arena, ante unos 30.000 espectadores.

 

El Atlético de Madrid ahondó en su declive con una derrota en la Liga de Campeones más incontestable en el desarrollo que en el desenlace contra el Bayer Leverkusen (2-1), que le superó entre los despropósitos defensivos, como el gol en propia puerta de Thomas Partey, y la improductividad ofensiva.


Un partido impropio de un bloque que debería ser un aspirante a todo esta temporada, pero que viaja entre dudas tan estresantes como insistentes. Ni siquiera el 2-1 final de Morata en el minuto 93 ni la ocasión final en el 95 del mismo jugador para obrar el milagro en el descuento y empatar el partido esconden el momento que sufre el equipo. La mejor noticia en unos tiempos sombríos es que el Atlético depende de sí mismo para abordar los octavos de final. Necesita una victoria en las dos jornadas restantes, contra el Juventus en Turín y el Lokomotiv de Moscú en el estadio Wanda Metropolitano, para lograrlo. El liderato exige más, como ganar al conjunto italiano, en la cima con tres puntos más. El Atlético ayer no existió en ataque en una hora entera. Ni al contragolpe ni con la posesión. Ni en el medio ni en los metros finales. Ni en vertical ni en horizontal. Y para colmo regaló el primer gol en propia meta en una jugada estúpida que precipitaría la derrota.

Grupo Correo Gallego
Ante calquera dúbida, problema ou comentario nas páxinas de Galicia Hoxe envíe un e-mail a info@galicia-hoxe.com. Titularidade e política de privacidade. Política de Cookies
Auditoría Audiencia Sites
Titulares RSS